2.11.07

Memorias de un telefónico

En el trastero de la web 1.0, empiezan a quedarse escondidos documentos con cierto valor etnográfico que quién sabe cuanto tiempo sobrevivirán. Entre estas páginas olvidadas he encontrado las memorias de un jubilado de Telefónica que describe con palabras sencillas su vida; trancribo el capítulo donde explica la evolución de Telefónica por ser el más relacionado con este blog, pero si quereis saber cómo era la vida de un trabajador en la segunda mitad del pasado siglo, hacer una visita a su página

LA EVOLUCIÓN DE TELEFONICA


Desde que en el año 1.876. Grahan Bell inventó el teléfono, hasta que se instaló el primer aparato público en Madrid en el año 1.885, los teléfonos entonces sólo eran unos artilugios que se hablaba por ellos, pero a partir de esa fecha ya empezaron a tomar formas con mucha variedad. Los hay de madera muy adornada y con un pupitre para poder escribir, hasta metálicos negros y dorados con mucha variedad de colores y estilos.

En el año 1.878, la Dirección General de Telégrafos pidió los primeros teléfonos a La Habana. Y se instalaron en Madrid los primeros 300 aparatos, con una cuota mensual de 25 Ptas. Ya el 18- 1-1.878, se establece la primera comunicación, entre las Cámaras Reales del Palacio de Aranjuez, dónde se encuentra la prometida del Rey Alfonso XII, María de las Mercedes y el Palacio Real de Madrid.

En el día 8 de Marzo de 1.924, es cuando nace la Compañía Telefónica Nacional de España, dónde se pone en marcha la primera Central, en la Puerta del Sol en Madrid. Y el día 12 de Octubre de 1.926, se empieza la construcción de la central Telefónica de Madrid, en la Avenida de Gran Vía con una altura de 88 m. y fue inaugurada por S.M. el Rey D. Alfonso XIII, el 14 de Junio de 1.929.

La Compañía Telefónica ha evolucionado mucho en estos últimos tiempos, desde luego, ha estado varios años con los mismos procedimientos, que se inventó el teléfono y ha estado funcionando varios años con el mismo sistema manual, hasta los años 50 que ya empezaba a funcionar el sistema automático, pero sólo en las grandes ciudades.

Yo me quiero centrar desde que empecé a trabajar en la Telefónica, porque es lo que mejor he podido conocer. A partir de esa fecha ha ido progresando día a día, hasta estos tiempos que se ha llegado hacer maravillas con las comunicaciones.

Cuando yo ingresé todas las capitales tenían los teléfonos automáticos, y si que se podía llamar entre ellos. Si querías comunicar con otras poblaciones, tenía que ser por mediación de la
operadora, que previamente había que pedir el número a través del 009, y la mayoría de las veces tenía una demora de varias horas.
Y no quedaba la cosa así, sino que la mayoría de los que querían comunicar no tenían teléfono, y había previamente que avisarles para que a tal hora estuvieran en la Central, y hablar con el
solicitante. Para avisarle habían unos chicos con una bicicleta e iban a llevar el aviso, pero muchas veces se tenían que desplazar a grandes distancias e incluso en el campo. Estos jóvenes cuando fueron mayores ingresaban de plantilla en la Telefónica.

Habían unos teléfonos de madera y con manivela, éstos eran casi los primeros que inventaron, pero que se han estado empleando mucho tiempo. Yo he llegado a conocer esto aparatos, que se empleaban sobre todo cuando había varios pueblos pequeños con la misma línea.
Entonces se establecía un código o una contraseña, por ejemplo: si dabas una llamada era para un pueblo y dos para otro y así sucesivamente, es decir, que con una sola línea se abastecían
varios pueblos.

En muchos pueblos funcionaban los teléfonos a través de unas operadoras, porque no tenían disco, y así ponían al habla a los dos interlocutores a través de una clavija, pero si querían hablar a otras poblaciones, ella tenía líneas directas y marcaba la misma operadora.

Cuando yo ingresé en la Compañía Telefónica en el año 58, todos los teléfonos de Murcia sólo tenían 5 cifras, y al poco tiempo se antepuso él numero 1. Y en todos los pueblos habían Locutorios Públicos, y por supuesto los aparatos no tenían disco, y años después ya se fueron automatizando e iban desapareciendo todos los locutorios telefónicos, porque no hacía falta operadoras puesto que todos los aparatos tenían disco, además se establecieron los prefijos de todas las provincias españolas. Al desaparecer y cerrar las centrales públicas, la compañía instaló cabinas telefónicas lo más cerca posible de dónde estaban los locutorios públicos.

También recuerdo que en el año 66 ya estando yo en Elche, fuimos a Orihuela a hacer el cambio de sistema, porque todavía funcionaban los teléfonos con la batería central, o sea sin disco, y que para ponerse al habla con la central, sólo había que descolgar el microteléfono y se le iluminaba una lamparilla en el cuadro de operadora, y por mediación de una clavija le ponía al habla a los
dos interlocutores.

A partir de esa fecha, ya se iban eliminando todos los aparatos de este sistema, y por supuesto se hacían con disco. De todos estos han salido infinidad de tipos, modelos y colores, aunque después se implantó el teclado en todos los aparatos con muchos servicios, por ejemplo: Teléfonos con repetición de llamada, desvío de llamada a otra línea, contestador automático, poder grabar varios números en el mismo aparato, llamada en espera, hablar tres a la vez en líneas distintas, y llamada directa a otra línea con solo descolgar el auricular de tu mismo teléfono. En la actualidad se ha implantado el teléfono móvil.

Hoy en día la línea telefónica tiene múltiples servicios, desde recibir fax, hasta conectar la propia línea a un ordenador y recibir y dar mensajes a través de internet, saber el saldo y operar en cajas y bancos, poder comprar en los grandes almacenes, saber como está la bolsa, horarios de trenes, aviones u otros servicios.

En cuanto a los teléfonos públicos han evolucionado mucho. En el año 70 me asignaron un vehículo, para atender las averías de las primeras cabinas telefónicas que habían en Elche. Entonces los aparatos funcionaban con monedas de peseta, o mejor dicho, para una llamada local se necesitaban 3 pesetas, (ahora 20) pero pronto fueron sustituidos por otros más modernos y que funcionaban con monedas de 5, 25 y 50 pesetas, y al tiempo sustituyeron las monedas
de 50 por las de 100, y que han cambiado los modelos, hasta los que hay en la actualidad que funcionan con monedas de 5, 10, 25, 50, 100 y 500 pesetas, pero también se puede hablar con una tarjeta que la puedes adquirir en los estancos y oficinas de la compañía, previo pago de 1.000 ó 2.000 pesetas, también se puedes hablar con la tarjeta del banco o a cobro revertido.

Han cambiado mucho los Teléfonos Públicos de los bares, porque los primeros que inventaron (Después del Teletax o marca pasos) funcionaban con unas fichas metálicas, que previamente había que comprar en el mismo bar por 3 pesetas. De entonces hasta aquí han salido varios tipos y modelos. Rojos que funcionaban con 5, 25 y 50 pesetas, más adelante sustituyeron la de 50 por la de 100 y el teléfono lo cambiaron de color verde, hasta el año 92 que se iba cambiando por otro del mismo color sólo que más pequeño, éste ya funciona con todas las clases de monedas igual que las cabinas.


También se ha progresado mucho en las líneas interurbanas, porque allá por el año 50 todas eran de postes con crucetas e hilos de cobre, y por cada dos hilos iba un circuito, (una línea) y como es natural iban varias según las líneas que deseaban llevar a un punto determinado, que la mayoría de las veces era de una población a otra.

En el año 55 se inventó un sistema llamado "J", que consistía en obtener por cada dos hilos (haciendo rotaciones en cada poste, y con unos aparatos especiales en las centrales) 16 líneas por un solo circuito, esto era ya un avance en la técnica, además se conseguía que el poste llevaran menos crucetas, y por lo tanto menos hilos.

En el año 60 salió un cable que se llamaba de "Cuadretes", éste ya sustituía a las líneas de cobre, (aunque tenía que ir por postes) pero por cada 4 hilos se obtenían 16 circuitos. Pocos años
después le salió otro competidor el "Coaxial", porque con un solo cable con varios circuitos debidamente combinados, se obtiene miles de comunicaciones simultáneas, además van enterrados junto a las carreteras, y hay unas casetas cada 10 Km. para mayor control y
comprobación de cualquier avería, hasta el extremo que se puede saber el punto exacto donde se produce la avería. Estas líneas solamente se instalan entre poblaciones importantes.

Se implantaron hace tiempo, líneas para grandes distancias que se llaman de "banda ancha" o aéreos, porque van por pantallas parabólicas, por medio de unas torres parecidas a las que usa la
televisión. Las primeras fueron empleadas para las islas Baleares y Canarias, para sustituir el cable submarino que iba sumergido por el fondo del mar, más adelante se empleaban en grandes distancias, o sea, de Madrid a otros puntos de la península.

En la actualidad se ha inventado un cable de Fibra Óptica, y es lo último en comunicaciones, porque con 8 hilos se pueden sacar miles de líneas, pero éste solo se emplea para servicios especiales. Ya que la técnica ha llegado a unos extremos tan avanzados, que ya funcionan desde cualquier punto los llamados "Teléfonos Móviles" sin necesidad de hilos.

Antes de terminar, no quiero dejar en el olvido los teléfonos de extrarradio, o mejor dicho, los que se encuentran fuera de las poblaciones, pues hoy en día ya no necesitan líneas de postes con
hilo de cobre, porque ya se instalan sin necesidad de hilos y el sistema es muy sencillo: Se instala una pequeña antena en casa del abonado, y así ya no hay tarifa de extrarradio según distancia,
(antes valía 31.500 Ptas. cada 500 metros o fracción) sino su valor igual que en la ciudad.

Referente a las Centrales Telefónicas, han experimentado grandes cambios en su maquinaria y funcionamiento, el primer sistema que empezó a funcionar fue el Rotary, y pronto se quedó obsoleto, porque producía muchas averías y además era complicado de reparar, y se cambió por otros sistemas más sofisticados que producían menos averías y más fácil de reparar.

Hoy en día hay varios equipos modernos que no necesitan casi mantenimiento, y que se reparan por medio de ordenador, y desde un punto determinado se pueden atender varias centrales, porque tienen una alarma que indica qué Central está en avería y hasta el elemento que falla, y se puede reparar la mayoría de las veces desde otra Central o punto de control.

En las Centrales Telefónicas antiguas, tenían que tomar las lecturas de los contadores de los abonados todos los meses, mediante unas fotografías hechas a mano una a una a todos los
cuadros de contadores. Ahora en cambio se toman de cualquier sitio y lugar por medio de un sistema electrónico o por medio de ordenador, puesto que son digitales y solo aparecen números, ya que está toda la maquinaria metida en una especie de armario cerrado herméticamente, y con un sistema de refrigeración para mejor conservación, y prevenir de posibles contactos con el ambiente exterior, lo que le podría ocasionar algún deterioro.

Requisitos para completar una conversación. En una llamada, son necesarios cuatro canales de comunicación: Llamar, hablar, oír y responder. Para OÍR Y HABLAR usamos el microteléfono, casi invariable a lo largo de la historia telefónica, cambiando un poco la forma y componentes. Para RESPONDER, siempre se ha usado un timbre más o menos estrepitoso, últimamente con el avance de la electrónica se ha introducido el timbre electrónico o zumbador mucho más melodioso.

La LLAMADA, es lo que más ha variado a través de la historia. Dependiendo de la Central de conmutación, a la que esté conectado nuestro teléfono. CENTRALES MANUALES: Con la necesidad de unir dos teléfonos, se crearon las primeras centrales manuales. Éstas conectan con los diferentes teléfonos de un pueblo o ciudad, éstas a su vez conecta a otros pueblos, y así una a otras hasta configurar una gran red, local, provincial, nacional e internacional.

Unos de los primeros tipos de centralitas, fue la llamada: BATERÍA LOCAL, puesto que la alimentación del teléfono estaba en la misma casa del abonado, mediante de dos pilas cilíndricas de grandes dimensiones y resistencia.

Para comunicarnos con otros usuarios, era necesario llamar a la telefonista, y para ello usábamos una magneto, (manivela giratorio) y con ella se generaba una corriente alterna de 75 voltios, que
hacía que en la centralita se activara un dispositivo, para que la señorita supiese que querían comunicar con otro abonado, o como se dicen actualmente. Cliente.

Tras comunicar con la operadora, se le dice con la persona que deseas comunicar, si era del mismo pueblo ella se lo sabían todos de memoria, bien por el apodo o por el número de teléfono, y si era de otra localidad con una clavija les unía al teléfono solicitado.

Más adelante vinieron las centralitas de batería central, muy similares a las anteriores, pero la alimentación estaba en la central telefónica. La gran diferencia estaba en la manera de comunicarnos con la operadora, que con simplemente descolgando se activaba una alarma. Este tipo de centralitas aún se puede ver en algunos hoteles.

CENTRALES AUTOMATICAS: El gran problema de las centrales manuales, era que en el proceso de establecer una conexión, tenía que intervenir el componente humano, mucho más lento que una máquina y con más posibilidad de error.

El primer sistema automático que conocemos es el llamado ROTARY, inspirado en las centrales manuales, de hecho hay circuitos internos que recuerdan, que se llama: "circuito cordón". Este
sistema de comunicación ya desapareció en España, aunque hay países que lo siguen usando.

El sistema se compone en unos grandes motores que están girando en todo momento. Cuando un abonado o usuario desea establecer una llamada, descuelga el microteléfono, y unos órganos que se llaman registradores detectan el bucle, y le manda una señal o tono que le invita a marcar. Acto seguido se puede proceder a marcar, y cada vez que marcamos un número hay una pequeña interrupción de línea, que se conecta con otros órganos para que se establezca la llamada.

Por otro orden, aparece el sistema de conmutación PENTACONTA 1.000, mucho más perfeccionado y con más posibilidades, así por ejemplo: Si un camino de la comunicación está ocupado, es capaz de establecer otro alternativo. Este sistema se llama de barra cruzada, existen estas para establecer la llamada. El nombre de Pentaconta es porque se estructuran en cuadros de 50 abonados, y el 1.000, es porque cada 20 cuadros es un elemento.

13 comentarios:

unantonio dijo...

Bravo, Muxfin.!

Lula Towanda dijo...

Curioso, curioso, curioso..
La web 1.0 im-presionante (yo la situaría en la Web 0.0 porque es del estilo de las primeras

El contenido es un poco caótico y a veces confuso, entresaco el texto:

porque todavía funcionaban los teléfonos con la batería central, o sea sin disco, y que para ponerse al habla con la central, sólo había que descolgar el microteléfono y se le iluminaba una lamparilla en el cuadro de operadora, y por mediación de una clavija le ponía al habla a los dos interlocutores.

Parece que cuando los teléfono les pusieron disco dejaron de ser alimentados por la central

Me ha parecido curiosa la forma de ver la telefonía de una persona que dedico su vida a trabajar en ella.

Muxfin dijo...

unantonio, el mérito no es mio, sino de José.
Lula, no he querido tocar nada del texto por ser su narración, con su estilo, que aunque nos parezca confuso, también forma parte de su vida y su formación.
Es mas, la da mayor credibilidad.

vitalidad dijo...

Muy interesante la verdad, el estilo es un poco repetitivo. Me ha hecho acordarme de muchas cosas.

unantonio dijo...

Oye, Muxfin,Tú, que sabes tanto.

¿Crees quelos números de teléfono;-) que se daban en los 70, tiene algún significado esotérico?

Te lo pregunto por no ponerme a hacer cábalas;
Imagina una cuenta atrás, hasta llegar al par.

Sï.
Suerte

Un abrazo

Muxfin dijo...

vitalidad, la evocación era lo que buscaba. Bienvenida a estos lares.
unantonio, por esos años creo que primaba más lo geográfico que lo esoterico, las redes eran de 6 cifras y en las grandes ciudades de 7 (me acuerdo de la coletilla de "con el 2 delante"); de esas, las decenas y centenas de millar indicaban la central a la que pertenecías. Tal vez lo más esotérico de estas centrales, era una serie de números ocultos que podían generar llamadas pero que no tenían numeración propia, cada grupo de mil, tenía 40 de estos números.
Aquí tienes un regalito.

Telémaco dijo...

La nostalgia implica dolor, pero la que me produce leer lo que públicas no se refiere a un pasado "idealizado" sino a un futuro "idealizado" que podría haber sido pero que finalmente no fue.

Y leerlo hace que en cierta manera y aunque sólo sea por un instante, recupere aquella ilusión.

Gracias.

unantonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Muxfin dijo...

Telémaco, la nostalgia es como la picada de un mosquito, aunque implique dolor, se suministra con un anestésico llamado ilusión.
¡Jo! ¡Que cursi me ha salido!

Anónimo dijo...

Hola Muxfin:

Bien por este artículo, aunque quizá sea un poco caótico, y tiene algunas inexactitudes. Por poner algunos ejemplos, al hablar de sistemas de conmutación, la primera central de conmutación automática que se instaló en España no fue en 1926, sino unos años antes en Balaguer (LLeida), del sistema Pasoa paso Strownger (fue la única central automática de este tipo que se instaló en España).

En el sistema Rotary el Registrador no es el que detecta que un abonado ha descolgado su línea para llamar, ésta función la realizan los buscadores primeros de la central, los cuales conectan las líneas de abonado que quieren realizar una llamada a un registrador libre, que es el que da el tono de marcar, registra las cifras que marca el abonado, y controla las selecciones hacia el abonado llamado.

El registrador sigue estando presente en cualquier central automática, aunque en las de tipo electrónicas ya es un elemento "software" del sistema.

Por cierto, si alguien está aquí en Barcelona, puede ver una maqueta del Rotary 7A2 en la Facultad de Telecos de Pedralbes, al menos la vi ahí hace tres años tras una gran mampara de cristal. (y también en el museo de las Telecomunicaciones que tiene Telefónica en Madrid).

Además del Pentaconta 1000 (y su versión semielectrónica Pentaconta 2000), también se instalaron en España centrales de barras cruzadas de Intelsa-Ericsson tipos ARF (urbano) y ARM (interurbano) y su versión semielectrónica ARE.

Unas cuantas centrales Pentaconta 1000 como ARF siguen activas aún en España, tras ser modernizadas con el proyecto MORE.

Enfín, más cosaspodría seguir contando, pero estoy de curro y tengo por aquí algún GMO paliza que....

Saludos.

Pentaconto

Muxfin dijo...

Pentaconto, gracias por las puntualizaciones, mi intención era resaltar el valor "etnográfico" del relato, por lo que decidí no tocar nada, pero tal vez sí necesitaba alguna puntualización.
El blog está abierto a cualquier tipo de colaboración, por lo que, si te animas, ponte en contacto.

Un saludo

alvarhillo dijo...

Echalé un vistazo a esta foto.
Es la centralita de mi pueblo y el niño tiene mi edad(47)así que no hace tanto que estabamos en la prehistoria de las comunicaciones.
http://photos1.blogger.com/x/blogger/4937/3620/1600/418484/el%20telefonista.jpg
Saludos.

Muxfin dijo...

alvarhillo, la
foto es preciosa.
Precisamente desde que descubrí ese post, te tengo en mi feed.