23.4.07

En misa y repicando

La campana es uno de los medios de comunicación más antíguos presente en diversas culturas. En la civilización cristiana se le puede considerar como el primer medio de teledifusión estructurado y normalizado.


Aparte de su simbología entre lo humano y lo divino, a través de los toques de campanas se marcaba el ritmo de la comunidad, se comunicaban muertes y nacimientos, incluso el mensaje contenía otros datos como sexo o importancia del sujeto. Era el medio más rápido para avisar de un incendio o dar la alarma por un ataque enemigo.

Las campanas se resisten a sucumbir y en toda Europa existen agrupaciones de campanólogos que tratan de conservar este legado. En España, la asociación de Campaners de la Catedral de Valencia hace una magnífica labor de conservación y documentación.
En el entorno rural todavía los párrocos avisan a sus feligreses de los acontecimientos religiosos por medio de toques de campana.
La tecnología les ayuda por medio de la motorización de los campanarios y pulsando un simple botón, se accionan los toques programados. Pero esto no es suficiente, la escasez de religiosos hace que tengan a su cargo varias parroquias y no pueden tocar las campanas con suficiente antelación.

Consciente de este problema Floren Del Molino, un joven relojero de Herce ha patentado un sistema por el que haciendo una llamada de móvil a un teléfono determinado, el párroco puede programar los toques desde cualquier parte del mundo.
Hace más de un año que el sistema funciona perfectamente en los pueblos aragoneses de Alagón y Figueruelas, facilitando la labor de los párrocos.

Más sobre campanas:
- Campaners.com
- Toques de campana.
- Museo de las Campanas de Valladolid (Fundación Joaquín Díaz).

Actualización 17/04/08:
Un amable lector me indica otras empresas vienen instalando sistemas parecidos desde antes del 2005.
También hace la puntualización que la campana de la fotografía, fué fundida y automatizada por Campanas Quintana en 1998 para la Iglesia Parroquial de Marchamalo (Guadalajara).

3 comentarios:

Telémaco dijo...

¿Teletrabajo en la iglesia? ¡que modernos!.

ADMC dijo...

Tiene que ser muy jodío estar todos los días al pie del campanario, además, controlando tono, timbre, sexo, intensidad, etc..

Muxfin dijo...

Telémaco, a este ritmo se inventarán la e-Iglesia.
admc, si lo mezclas todo, pues si que debe ser bastante jodío.