21.4.07

El asesino de vinilos

Las ideas radicales siempre sorprenden aunque sus resultados no resulten mejores que la idea inicial. Es lo que le ocurre a este artefacto disfrazado de furgoneta "hippy" que con el revelador nombre de "Vinyl Killer" se desliza por un disco de vinilo con resultados mas que dudosos, pero que hipnotiza con sus giros sobre el disco como un nuevo canto de sirenas con efectos fatales, en este caso para el disco.
Me ha recordado el sistema comercial que se ve en algunas las playas, los clientes en vez de trasladarse por las secciones de unos grandes almacenes, permanece tumbado y son las secciones de bisutería, bebidas, helados, etc. las que se desplazan delante de ellos.






Visto en "El Gramoforo".

6 comentarios:

Larsen dijo...

¡Nene tere unaaaa!!

Larsen dijo...

Bromillas aparte, la verdad es que es un invento llamativo por su original concepto, en el que se invierten las funciones. Su forma externa de furgoneta acaba redondeando sus peculiares características. Técnicamente no representa nada revolucionario, desde luego. Y aunque sería interesante tener un ejemplar para observar su estructura interna, los "bajos del vehículo" ya aportan bastante al respecto. Celebro que hayas querido darlo a conocer.

Telémaco dijo...

No me extraña que se llame asesino de vinilos, hay que tenerle poco aprecio a los mismo para ponerles encima una furgoneta.
Pero el concepto es muy creativo.

Muxfin dijo...

Larsen, 59 libras me parece excesivo para un rallador :-)
Telémaco, el concepto fué lo que me llamó la atención, si quieres ver gente con poco aprecio a los vinilos, puedes visitar otros vídeos en Youtube

Anónimo dijo...

Bueno,para casos desesperados, vale, más que nada es por lo gracioso que resulta, pero una pregunta ¿creeis que eso rayara los vinilos?

Muxfin dijo...

anónimo, bien no le hace, ten en cuenta que el brazo de un tocadiscos debe ser un mecanismo de precisión y trata de transmitir al vinilo la menor fricción posible, cosa que no ocurre con nuestro juguetito.
Si quieres pasar un rato divertido con la fragoneta, evita usar vinilos a los que les tengas algún cariño.