12.6.06

Mesa de Pruebas Urbana

Todavía se pueden ver en muchos Repartidores de centrales estas preciosas mesas de pruebas, desde las que se probaban los abonados y poder discriminar si la avería estaba dentro de la central o en el exterior.
Aunque algunas son operativas, su uso ha sido sustituido robots telefónicos que con voz metálica informan de los parámetros de la línea.
El modelo representado corresponde al equipado en centrales Pentaconta, pero su diseño difiere muy poco de las suministradas con las centrales Rotary a partir de los años treinta.

20 comentarios:

Lula Towanda dijo...

Marquetería fina. ¡Que lujo para una Central telefónica!

Muxfin dijo...

Desgraciadamente, las que quedan en las centrales suelen estar muy mal conservadas y a veces es el único mueble de todo el repartidor.

Versafon dijo...

¡Miliamperímetro microscópico!

Muxfin dijo...

versafon, pues sí, tienes razón, ahora se ve algo raro un galvanómetro tan grande, pero así no se podía alegar problemas de la vista. Podemos decir que es un miliamperímetro microscópico con zoom.
Bonita colección de teléfonos.

versafon dijo...

Gracias, muxfin. Ahora estoy de exámenes y no me puedo dedicar mucho, pero tengo unos cuantos telefonitos esperando a ser reparados.

La colección es bastante modesta, mi economía de estudiante no me permite un Estilo, los modelos de baquelita, etc. La mayoría los he conseguido regateando en el Rastro.

¿Habéis visto las maravillosas réplicas que hace Repsis?

http://www.repsis.net/TelefonoNegro.html

Un saludo a todos.

Muxfin dijo...

Versafon No había visto esa página, gracias por el enlace. Cuando los estudios te dejen un rato, pásate por Classic Telephone, seguro que te gusta.
Suerte en los exámenes.

Carlos dijo...

Una maravilla, como todo lo que hacía Standard Electrica.

Muxfin dijo...

Carlos, no sólo se cuidaba el aspecto externo, échale un vistazo
por dentro.
Saludos

zulu dijo...

Versafon: ¿Miliamperímetro? ¡Que va! es un voltímetro.¿que pintaria ahi un amperimetro?

Muxfin dijo...

Zulu, si amplías la imágen, verás que la carátula del instrumento de medida está marcada como "mA", todos los galvanómetros miden en realidad intensidades, que mida intensidades, tensiones o resistencias, depende del circuito asociado.
Antes de descalificar a alguien, hay que pensárselo dos veces, para no dejar en evidencia a la ignorancia propia.

Anónimo dijo...

Muxfin, si tambien tú amplías la misma imagen, verás que además de "mA",tambien está marcada como "V" (escala superior). El hecho de negar que sea un "mA", se debe a que dicho aparato de medida no tiene utilidad en una MPU (aunque esté la carátula marcada). Ten en cuenta que estas carátulas son estandarizadas y se usan en diversos analizadores.
Es por eso, por lo que niego la existencia de la misma.
Porque...¿podrías decirme que habría que deducir y sobre todo que averia denotaría el paso de un hipotético paso de corriente en la linea de abonado?
Por cierto...yo me dirigía a Versafon y me respondes tú. ¿Acaso eres su "correveidile"?.
Antes de "desenfundar", tambien hay que pensarselo otras dos veces (o más), estár seguro de que se tienen balas, y entender que "el otro" lo mismo "tira a dar"

Muxfin dijo...

Zulu, el diseño de este tipo de mesas (con ligeras variaciones) tiene más de 60 años, cuando la estandarización no era una de las premisas, y menos en equipos especializados.
¿Crees que en un instrumento especial de más de 30 cm. de diámetro iban a poner una escala que no se fuera a utilizar?. La escala superior es para medir voltios, y la inferior para medir miliamperios, otra cosa es que se utilice actualmente o no debido a que las actuales líneas digitales ya controlan esos parámetros de forma intrínseca.

El documento que determina las características actuales de la red de Telefónica es el
ITE-CA-001-V05, en el punto 5.3.2 (Factor de carga), indica que la corriente contínua nominal durante el estado de llamada debe ser de 0,6 mA, que el consumo máximo permitido en estado de reposo es de 1 mA. (puntos 5.4.1.2 y 5.4.2.2) y el consumo en estado de línea tomada debe estar comprendido entre 36 mA y 49,5 mA con alimentación con limitación de corriente (punto 5.4.2.3), en el caso de alimentación con puente de baja resistencia, dependerá de otros factores (punto 5.4.1.3).
Por lo dicho anteriormente, se deduce que la corriente es una de las características de la líneas telefónica y por lo tanto, susceptible de medirse.

Por si todavía no estás convencido, copio un fragmento del "Manual del Mecánico" de 1964 (contemporáneo a dicha mesa) cuando habla de la prueba de rigidez dieléctrica de un par: "Como la corriente para carga y descarga se envía a través del miliamperímetro, la desviación de la aguja indicará que ha saltado la chispa entre los dos hilos"

Esta entrada tiene más de dos años y medio, y no creo que Versafon se entere de tu comentario por lo que me pareció oportuno contestarte como responsable de la entrada.

Versafon dijo...

Hola, Zulú y Muxfin. Lo malo del doscerismo es que nunca podrá sustituir a la charla en una cafetería y que hay que medir muy bien cómo se escriben las cosas por aquello de la comunicación no verbal.

Zulú vio V y nosotros mA y la pasión hizo el resto. Yo no soy profesional de la telefonía con solera pero, en mi opinión, no me parece tan raro un amperímetro en tanto los estados de la línea están caracterizados por valores de corriente. Diré que tampoco me extraña que haya un voltímetro, pues también es parámetro fundamental en la especificación de la interfaz de línea.

Aquí tenemos otro engendro telefónico con amperímetro, frecuencímetro y otro indicador que no llego a ver qué es.

Seguramente, como digo, en un café no hubiera habido lugar a este malentendido en las formas.

Además, mola el reflote de entradas antiguas porque significa que hay gente que está interesada en el tema y llega aquí vía el gran Google.

Un saludo a ambos y a disfrutar del blog.

Anónimo dijo...

Dice Muxfin:...el diseño de esta mesa tiene mas de 60 años...

Craso error digo yo. LA MESA QUE NOS OCUPA es especifica para equipos de conmutación Pentaconta 1000. Equipos estos que si mal no recuerdo se empezaron a instalar mayoritariamente sobre los años 70.

Dice Muxfin:...instrumento especial de mas de 30 cm de diámetro

Craso error vuelvo a decir. No tienen mas de 20.

Siguiendo “su lógica” expuesta en el párrafo primero solo le ha faltado terminarlo asegurando que con un Ohmetro se miden resistencias. Je, je.

También dice:...”otra cosa es que se utilice o no debido a que las actuales líneas digitales ya controlan.”..

Digo yo: Estamos hablando de una MPU para probar líneas conectadas a Sistemas P-1000, por lo que no es procedente hablar de líneas digitales. Por otro lado se asegura que las actuales líneas digitales “ya controlan esos parámetros”.

Vamos a ver: el que controla esos parámetros es el software que analiza la línea, software presente en las modernas centrales “AXE” o “1240” . Este software tras la introducción del correspondiente comando presenta unos resultados que personalmente considero inútiles, pues en definitiva lo que importa es si la prueba ha resultado o no “con éxito”

A partir de ahí si la prueba fue sin éxito lo que procede es verificar los parámetros que dejan o no operativa la línea: continuidad hasta el condensador del abonado, aislamiento entre hilos, aislamiento con respecto a tierra, potenciales de tierra o batería indeseables, etc. Y todo eso se hace conectando el VOLTIMETRO de la MPU en serie con cada uno de los hilos A ó B del abonado. Por supuesto con utilización alternativa de las imprescindibles llaves de inversión y de tierra.

En el penúltimo párrafo Muxfin asevera que el Manual del Mecánico del 64 es contemporáneo a “dicha mesa”.

A costa de parecer un pesado te diré que es justo al revés. En el 64 no existían mesas de ese tipo. En dicho año existían otras mesas especificas para los sistemas que mayoritariamente había a la sazón: Rotary y las distintas modalidades, 7ª1, 7ª2, etc. Mesas estas para mi gusto mas completas, cómodas y versátiles que la que nos ocupa.
Y ya para ir acabando decirte que solo con un voltímetro posicionándolo alternativamente sobre los polos del condensador de abonado, “medio se podía” comprobar el estado del mismo, pues si este estaba bueno, la aguja iniciaba bruscas subidas y bajadas cada vez que alternativamente se posicionaba EL VOLTÍMETRO sobre cada uno de los hilos A ó B, indicando las cargas y descargas de cada una de las placas del condensador.

Versafón: estoy de acuerdo con tu apreciación. Por mi tierra se suele decir que no hay palabras mal dichas si no mal interpretadas.

Por lo aquí expuesto espero que cada vez te resulte menos sorprendente la existencia de un voltímetro en una MPU, pues desde mi punto de vista es mas extraño un mA, aunque a fuer de sincero, no se debe olvidar que las MPU también son susceptibles de averiarse por lo que equipan circuitos de verificación y pruebas rutinarias.

Y por si os gustara saberlo os diré que el “reloj” que hay a la derecha del voltímetro que nos ocupa, servía para medir el número de impulsos y sobre todo verificar la velocidad del disco de marcación del abonado bajo prueba.

Un saludo

Zulu

Muxfin dijo...

Zulú, alucino con tu capacidad a dar importancia a nimiedades y a la vez negar la posibilidad de medir intensidades del galvanómetro.
La primera central Pentaconta 500 se instala en Barcelona en 1960 y la primera P-1000 en Igualada en 1962, siguiendo el despliegue por la zona de la Costa Brava, por lo que tu aseveración de que estas mesas no existían en 1964, digamos que es como mínimo arriesgada. Y comento: "el diseño de este tipo de mesas (con ligeras variaciones)...", por lo que doy a entender que, aunque adaptada a las funciones específicas del P-1000, (como la identificación de abonados entre otros) el diseño es básicamente el mismo que la TN-2012 que se usaba para equipos Rotary, con sus característicos relés planos y sus conexiones soldadas, como puedes ver en la foto (se ve que la tarjeta electrónica es un añadido posterior).

Si para tí es tan importante que tenga 22cm. (no 20) en vez de los 30 que yo calculaba a ojo, pues vale, acepto pulpo como animal de compañía, pero no sé que tiene que ver con la discusión.

Las MPU de cualquier tipo de central, tienen unas pruebas hacia el equipo que sí son específicas pero las pruebas hacia el exterior son independientes del sistema al que está conectado, de hecho al probar aislas la Planta Interior de la Planta Exterior.

Dices: "Y todo eso se hace conectando el VOLTIMETRO de la MPU en serie con cada uno de los hilos A ó B del abonado" ??? Las tensiones se miden colocando en paralelo el aparato de medida, y en serie para medir las intensidades.

Nunca hemos dicho que sea sorprendente la existencia de un voltímetro en la MPU, al contrario la función de voltímetro es la más importante, pero no la única.

Lo que defines como "reloj" es otro galvanómetro adaptado para medir como tú bien dices, la velocidad de los impulsos de marcación.

No sé si conoces el equipo portátil multiprueba de celador que se usaba en los años 90 (desconozco si sigue en uso), entre otras de las funciones también tenía la función 17 (consumo de corriente) y la función 18 (corriente en conservación).

Anónimo dijo...

Ya se, ya sé, cómo se conecta un voltímetro para medir tensiones, se como se conecta un amperímetro para medir intensidades, de igual forma que conozco la forma de medir ohmios.

Cuando digo que se conecta en serie el voltímetro lo digo porque mediante la combinación de llaves utilizadas, un polo del voltímetro queda “en línea” con la llave de inversión, hilo “A” de la línea y una placa del condensador, mientras que por el otro polo del voltímetro estaría conectado a un polo de la batería y el otro polo de la misma a tierra.

Si activamos (o desactivamos) la llave de inversión, el esquema se repite sobre el otro hilo (“B”).

Efectivamente el conjunto queda en paralelo con el condensador, pero no se me ha entendido lo que quería decir, pues también he dicho que lo que se tiende es a la comprobación de potenciales de tierra o batería indeseables sobre la línea de abonado, y eso solo puede ser posible conectado un voltímetro en paralelo, primero con un hilo y luego con el otro y si se observa algún potencial extraño, poner la llave de tierra en el hilo contrario al que estamos probando.

Tenia que haber sustituido la frase “en serie” por la palabra “alternativamente”. Reconozco que ahí no me expresado correctamente.

De cualquier forma se quedan sin respuesta varios de mis apuntes.

Cuando digo que en aquella época no existían esas mesas, creo no estar diciendo ningún desatino, sino simplemente decir que mayoritariamente no existían los sistemas Pentaconta implantados masivamente, pues si me remito a volumen de la Colección histórico-tecnológica de Telefónica, en la página 85-86 puede leerse:

Al terminar 1960, el número de teléfonos instalados se aproxima a los 2 millones, con un 80% de servicio automático y se implanta la nueva tecnología de barras cruzadas en las centrales de conmutación.
Se inauguran las primera Centrales Automáticas Nacionales (C.A.N) para cursar trafico interprovincial entre Madrid-Barcelona y Zaragoza, y se utiliza por primera vez un sistema experimental de barras cruzadas de los tipos 8A, 8B y Pentaconta 500.

Se habla del final de la década de los 60.

Y referente a como queda la mesa en relación a la línea del abonado decir que no siempre esa aísla el interior del exterior.
Otra cosa es que la mesa permita esa posibilidad (y de hecho lo permiten todas), porque en las antiguas mesas para pruebas en Rotary, el abonado a probar podía ser capturado por un selector final y ser probado desde ahí hasta el teléfono del mismo, aunque bien es cierto que en este caso era imperatívo utilizar una llave para probar interior y exterior.

Y ya para terminar y porque tengo la impresión de que “el diálogo” se ha suavizado ligeramente, decir que en mi primera intervención, no he pretendido descalificar a nadie (ya se encargan las personas de descalificarse ellas solas). Lo único que pretendí con la frase publicada era originar una controversia para suscitar la discusión, pero una discusión sin descalificaciones por mi parte y lo único que recibí con mi intervención fue que Muxfin me llamase ignorante.

Muxfin dijo...

Zulú, el capítulo al que te refieres trata de la historia de Telefónica hasta 1960, y cuando dice "Al terminar 1960,..." se refiere al año 1960 y no como tú deduces "al final de la década de los 60".
Como veo que tienes ese libro, te remito a la página 115 donde se aclara mejor la cronología de la implantación de este sistema. Para los que no tengan acceso a dicho libro, pueden comprobarlo aquí.

Anónimo dijo...

Zulú, las centrales Pentaconta se empezaron a implementar en España a principios de la década de los 60's, no a finales como dices tú. Me suena que la CAP de Igualada se instaló en 1962, como dice Muxfin, siendo el primer Pentaconta 1000 instalado en España. En caso de dudas, creo recordar que esto se cita en los manuales de Telefónica del sistema Pentaconta para Operadores Técnicos, podría mirarlo si alguno tiene interés, pero no tengo los manuales aquí, sino en loa residencia de fin de semana.

Respecto a la MPU (Mesa de Pruebas Urbana), su mecánica de funcionamiento no ha variado mucho entre las instaladas en las centrales rotatorias y las instaladas en las centrales Pentaconta, lógicamente tienen particularidades que las diferencian en cuanto algún tipo de pruebas que son específicas del tipo de central al que están conectadas, como son las pruebas de las líneas del abonado pasando por el equipo de conmutación (pruebas a través del selector final en las rotary, y "prueba por finales" en las Pentaconta). Pero por lo demás, siguen la misma estética y filosofía de funcionamiento (no en vano son del mismo suministrador, Standard Electrica). Diferentes son las MPU empleadas en las centrales de barras cruzadas ARF, que al ser de otro suministrador (Ericsson), al menos la estética cambia bastante (parecen más modernas), aunque imagino que las pruebas básicas de las líneas telefónicas serán similares.

El tamaño del voltímetro de las MPU de Standard Electrica me parece que está en torno a los 30 cm, más que los 20 cm. Si alguien le interesa realmente este detalle, lo puedo comprobar rápidamente. Pero desde luego, es un buen voltímetro en cuanto a tamaño.

Creo recordar que está rotulado tanto el voltios como en miliamperios, y creo recordar que el alcance de la escala de voltímetro está en torno a los 120 o 140 voltios: La batería de pruebas de la MPU es de -90 voltios, y cuando se prueba el aislamiento de un hilo de un par telefónico, se conecta (a través de las llaves adecuadas de operación de la MPU) el positivo de la batería a tierra, y el negativo (-90 V) al hilo a probar a través de la aguja del voltímetro y de una resistencia de alto valor (100 K creo recordar) limitadora, que hace que el voltímetro se comporte como tal. Si el hilo está limpio, el voltímetro no acusa paso de corriente por el par (un voltímetro no deja de ser un medidor de corriente), pero si el hilo tiene una buena derivación a tierra, la aguja se desplazará hasta la indicación de 90 Voltios (es decir, está midiendo la tensión de la batería de pruebas). Pero si el hilo está cruzado con el de otra línea y éste está bajo los -48 voltios que envía la central, el voltímetro irá más arriba, hacia los 140 ( = 90V + 48V ) voltios, de ahí el alcance de la escala de tensiones del voltímetro.

Evidentemente con las centrales electrónicas (AXE, 1240 y 5ESS) las pruebas de las líneas de abonado ya no se realizan con una MPU en la central, aunque que yo conozca, las centrales de tipo AXE (de Ericsson) sí inluían en su equipamiento una MPU, al menos con las primeras centrales AXE (He visto estas MPU). Dentro del equipo de las centrales electrónicas hay módulos de pruebas a través de los cuales se conectan a la línea del número seleccionado, y prueban los distintos parámetros eléctricos de la línea (aislamentos de los hilos, capacidad de la línea y de los teléfonos conectados, etc...). No obstante, allí donde existía aún una MPU antigua, por haber habido un equipo Pentaconta anteriormente, los operarios de mantenimiento por comodidad solían usar ésta para probar las líneas analógicas en lugar de a través de los módulos de pruebas de la central electrónica.

Muxfin, el el equipo portátil multiprueba de celador que se usaba en los años 80-90's me parece que hace años que no se emplean, yo me hice con uno que encontré abandonado en la sala de celadores de una central, con las baterías ya cascadas. Y un juego de baterías aún puestas en el cargador, llenas de polvo y todas inutilizadas. No sé si tienes alguno, si te interesa, puedo echar una foto al que tengo y remitírtela.

Finalmente, y como curiosidad, las MPU por lo visto en los años 1910's-1920's se denominaban "Pupitres de prueba", tal como se las denomina en el libro que me ha dado por ojear en este momento (Centrales telefónicas, de la serie "Biblioteca del electricista práctico", editorial Gallach Editor - CALPE, año 1920 ???). Por cierto, libro que tengo que escanear un día (o año) de estos.

Pentaconto.

Muxfin dijo...

Pentaconto, gracias por tu siempre valiosas puntualizaciones.
El equipo multiprueba creo que se merece una entrada, desmpolvaré el que tengo y que nunca he usado para hacerle unas fotos, pero si consigues documentación, te agradecería que me la pasaras.

Anónimo dijo...

Les puedo decir que esas mesas de prueba se conectaba a un registro a travtravés de una llave luego una luz intermitente se pone fija al haber tono de discar luego se marca el número a probar y se le mide impedancia. Aterramiento voltaje y se le envía un repique para prabar la conexión y la contestación