6.6.06

Madrid ¿1926?


Hay cosas que no cambian.

3 comentarios:

Marcos dijo...

Ja, ja, sólo falta el grupo de jubilados mirando como trabajan. Igual es sólo que los pillamos en el momento del bocata.

Si algún día se popularizan las redes inalámbricas ciudadanas, ya sea con wifi mesh, wimax, o lo que toque que empieze por "wi", ¿cómo haremos para vivir sin zanjas? Bueno, seguro que la compañía del agua, gas, etc, se harán rápidamente con su "cuota de mercado" :D

Lula Towanda dijo...

Pues sí, eso de hacer galerías para las canalizaciones de los servicios de luz, gas, agua y teléfono de una vez para siempre no les sale a cuenta ni a los del ladrillo ni a los de los Ayuntamientos. Antes teníamos zanja ancha, ahora además nos venden banda ancha por la zanja ancha. ¿Cuando se va a zanjar este asunto?

Muxfin dijo...

Marcos Supongo que en ese tiempo, los jubilados estarían en el Café jugando a las cartas o plantando su huerto.
No te preocupes, seguirá habiendo zanjas, ya se les ocurrirá algo. Cuando en alguna ciudad se ha limitado el cableado, las compañías de gas o electricidad se lo han montado para aprovechar el mantenimiento y tirar fibra óptica.
Lula Las zanjas son la maldición de Sísifo de las ciudades.