31.8.16

Homenaje a unas pilas (10 años después)


Hace unos diez años, escribí un post sobre las pilas de mi calculadora Casio College fx-100 que me acompaña desde hace ahora 30 años. Este es el texto original:

Los aparatos modestos, también tienen su historia.
En 1986 me regalaron una sencilla calculadora Casio College fx-100, suficiente para mis pocas necesidades de cálculo.
Desde entonces, ha formado parte de mi equipo de emergencia junto con una linterna, una lupa y una navaja multiusos.
Hoy rindo homenaje a las pilas alcalinas AA originales que siguen alimentando la calculadora como el primer día.
Esta es una calculadora con bajo consumo (o,ooo4 W.) con auto-apagado que me he dejado durante meses funcionando. Su uso ha sido bajo, pero siempre ha estado disponible.
Me pareció que la duración de las pilas era exageradamente largo, pero parece que no es nada extraño y se conocen casos de 25 años de duración o de 20 años en otra calculadora del mismo modelo.
Se prevee que estas pilas tienen una vida de más de diez años de almacenaje, por lo que las mías han duplicado su duración incluso usándolas. Calculan que cada año pierden un 3,3% de su capacidad, por lo que espero que aún me duren otros cinco años.



Si entonces se merecían un homenaje, ahora más porque sus pilas originales Casio C8501 MABI siguen funcionando y como muestra os presento los valores de tensión más que aceptables. El caso no parece único, he encontrado algún caso más como puede se esta fx-100 con 28 años de antigüedad y esta otra fx-82 con 27 años.

 Aunque si hacemos caso al manual de la calculadora, aún me puede durar hasta 2032 (si no me agoto yo antes); las baterías están diseñadas para unas 17.000 horas de trabajo, lo que hace un total de más de 46 años con un uso de una hora diaria. Odio decir esto pero es necesario: Ya no las fabrican como antes.

7 comentarios:

M. Luz Congosto dijo...

La obsolescencia programada es algo reciente. Antes todo durada mucho más.Nos hemos acostumbrado a la tecnología volátil.

Disfrutala!

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

No cabe duda, alguien tendría que desaprender lo suyo porque ahora todo lleva fecha de caducidad... para beneficio de los de siempre ;-)

Anónimo dijo...

Cuando compré mi reloj CASIO F-91W, el vendedor me aseguró que tendría reloj para alrededor de 8 años. Y se quedó corto: en Agosto de este año 2017 hará 22 años de funcionamiento impecable con su primera pila.
Vaya desde aquí para él mi mayor homenaje. Un saludo.

Muxfin dijo...

Efectivamente, esas pilas de CASIO merecen un homenaje. Un saludo.

Antenas Castellón dijo...

Mítica calculadora, la usaban muchos de mis compis. Yo tengo una Texas Instrument y todavía funciona, cuánto hemos vivido junto a ellas.

Enhorabuena por tu artículo, saludos.

PABLO DIEZ dijo...

Yo estoy asombrado con las pilas de mi calculadora Casio, que son de la misma marca. Me la entegaron en 1990, formando parte de un conjunto didáctico para el curso de patrón de yate, y todavía no las he tenido que cambiar. Por curiosidad hoy las he examinado y están un poco deformadas, pero siguen dando energía suficiente para que la calculadora funcione sin problemas. He buscado alguna referencia a su antigüedad. Todo viene en japonés, salvo dos cifras, iguales en las dos pilas: 85-09. Si es la fecha de fabricación, quiere decir que ya tienen 32 años y medio.

Muxfin dijo...

Pablo, gracias por tu testimonio. Tu comentario demuestra que esas pilas eran algo fuera de lo común. Es muy probable que las cifras sean la fecha de fabricación.