7.5.06

Las señoritas telefonistas


Hace pocos días, Telémaco, escribía un nostálgico post sobre La oficina del teléfono y en los comentarios, se preguntaba si siempre fueron mujeres quienes realizaban este trabajo.
La primera central de la compañia de Alexander Graham Bell, se instaló en New Haven en 1878 prestando servicio a 21 abonados. En 1881 ya había 408 centrales en Estados Unidos.
La Compañía Bell empleó en sus inicios a niños, siguiendo la tradición de las oficinas de telegrafo.
Los niños de 15 a 17 años, se encargaban de la parte superior de los paneles de conexión, y los más pequeños (10 a 15 años), de los paneles inferiores.
Las quejas de los abonados por el servicio prestado (1) y una legislación más severa contra el trabajo infantil, hizo que los niños fueran sustituidos por mujeres, siendo la primera de ellas Emma Nutt.
Las razones para la incorporación de mujeres, son obvias, cobraban menos que los hombres y carecían de derechos sindicales.
Aparte de estas razones mercantilistas, también hay que resaltar el mejor trato con el abonado y la habilidad manual.
En España el trabajo de telefonista, empezó a ser realizado por hombres (2) pero ya en 1881 empezaron a ser sustituidas por mujeres.
Los requisitos para ser "señorita telefonista", variaba entre compañías, pero básicamente tenían que ser solteras y con edades de 16 a 30 años. Trabajaban 10 u 11 horas seis días a la semana y pasaban exámenes médicos para certificar sus habilidades manuales.
También se les exigían certificados de buena conducta y fué la profesión elegida por muchas señoritas de clase media.

Mención aparte merecen las telefonistas de centros rurales, pues aunque por el número de abonados atendidos su trabajo era menos intenso, se convertían en centro de información general.




(1) Los niños se distraían, eran ruidosos y se quedaban dormidos. Normal, eran niños y se les sometía a un régimen de semi esclavitud.
(2) La Telefonía se consideraba como una extensión de la telegrafía, por lo que los primeros trabajadores eran telegrafistas.

4 comentarios:

Telémaco dijo...

Pues menos mal que ahora son automáticas, sino ahora los telefonístas serían "niños chinos".

Lula Towanda dijo...

Viene de antiguo esto de ahorrar costes de personal. Ya vieron en su tiempo la ventaja competitiva de contratar mujeres por menor precio y les gustó tanto la idea que ha perdurado hasta nuestros días.
Lo de las soltería y las edades de las “jovenas” es igual que ahora, salvo que no es necesario el certificado de buena conducta.

Muxfin dijo...

telémaco sí; ahora serían "niños chinos" sub-sub-subcontratados y las ETT's se pondrían las botas.
lula Me temo que si ahora pidieran el certificado de buena conducta, no contrataban a nadie.

escorts de lujo dijo...

Hola creo que los gustos son parte de cada persona y eso es algo inevitable lo importante es estar a gusto con esa persona y hacerla sentir bien, sin desprecios u otra cosa. A veces las relaciones surgen por el trato que se le da a la persona ya que de cierto modo influye también.
Saludos