5.1.08

Siguiendo la estrella

Con mi habitual depresión neoanual, entré en un bar para quitarme el frío y olvidarme por un instante de las últimas compras.
La señora de la barra, me sirvió el cortado que había pedido parándose un instante a decorarlo con una estrella.
El simple hecho de la estrellita en el café, hará que cada vez que pase por delante me acuerde del detalle y me incite a entrar por si la señora tiene otra sorpresa para mí.


...aunque después de la observación de Telémaco, pienso que tal vez la Estrella de Oriente también haya decicido cambiar de aires y aterrizar en mi café.

4 comentarios:

Telémaco dijo...

Le he pedido a los reyes que le traigan ilusión a todos mis amigos... así que sólo te quedan unas horitas de depresión. Vete a la cama pronto que ya sabes que cuando lleguen... no puedes estar despierto.

Lula Towanda dijo...

Buen presagio para empezar el 2008.
Que continúe la racha

neox dijo...

Supongo que sí, ¿lo ha hecho?. Desde luego, es de lo mejor que nos dieron los americanos y, sometimes, encuentras sorpresas (buenas): Las camareras saben más de lo que parece.

Buenos deseos, Estrella:)

Muxfin dijo...

Queridos Telémaco, Lula y Neox, el reporte provisional del cumplimiento de nuestros deseos, es satisfactorio.

Seguiremos informando.