6.7.07

Tecnocama

Cuando vi en Modern Mechanix este artículo, enseguida me acordé de mi primer trabajo de verano a principios de los 70. Era un pequeño taller en el que se dedicaban a ensamblar además de micrófonos, kits de radio para instalarlos en las cabeceras de las camas; moda que hizo furor en aquellos años y afortunadamente olvidada.
Además de las tareas de montaje, parte de nuestro tiempo lo dedicábamos a la limpieza y envío de los productos. Cuando me despedí al final de las vacaciones, el jefe me invitó a volver cuando quisiera pues había observado mi habilidad haciendo paquetes... nunca regresé.


El artículo apareció en Mechanix Illustrated en Septiembre de 1938 y describía una cabecera de cama que integraba teléfono, radio, ventilador, termostato y reloj (supongo que despertador).

5 comentarios:

Ángel dijo...

¡Qué cosa más horrenda!

Muxfin dijo...

Ángel, cierto, algunas ideas se hacen horrendas con el tiempo, pero ésta ya nació así.

Lula Towanda dijo...

La hornacina con el teléfono de baquelita es total.
En los años setenta las camas con música integrada hacían furor. Hay cosas que resisten mal el paso de los años.

Larsen dijo...

Bueno, no tanto... Encima de mi mesilla de noche hay una radio. Es decir, tengo una mesilla de noche domótica con partidos de fútbol integrados... ¿no...?
Esa cabecera de cama no será un derroche de estética, que digamos; pero el teléfono lo salvaría de la quema.

Muxfin dijo...

Lula, imagina sonar a la vez el teléfono, la radio y el despertador.
Larsen, tú dirás lo que quieras, pero este cabezal es una buena excusa para dormir en el sofá.